Megacolon por trauma en cadera

RESUMEN

En ocasiones, las decisiones en traumatología deben ser radicales dependiendo de la gravedad del cuadro clínico que se presenta. En el megacolon por obstrucción mecánica después de una fractura de cadera mal tratada o mal estabilizada o sin tratamiento requiere de acciones que restablezcan la normal evacuación de las heces para preservar la vida y el bienestar del animal.

INTRODUCCION

El megacolon es un término descriptivo para el incremento persistente del diámetro del intestino grueso e hipo motilidad asociada a constipación marcada.

Debe hacerse una diferenciación, lo más exacta posible, del megacolon idiopático, mecánico, neurológico, dietario, etc.

El megacolon idiopático debe ser diferenciado de aquel con etiologías congénitas, obstructivas, neurológicas y sistémicas. Las causas de la constipación comprenden drogas (opioides, anticolinérgicos, bario, etc.), deshidratación marcada, cambios ambientales, dolor perineal (hernias, glándulas absesadas, etc.), dieta inapropiada, hernia perineal, masas o estenosis colono rectales, hipercalcemia, hipopotasemia, hipotiroidismo y daño de nervios y médula espinal. (1)

CASO CLINICO

En abril 13 del 2012, se presenta a consulta un york shire terrier de 6 años, macho, 3kg de peso, cuya propietaria reporta la imposibilidad progresiva de defecar, es decir, pasó de constipación a obstipación, en  el lapso de los últimos tres meses.

Se realizó el examen clínico y los hallazgos relevantes fueron, abdomen distendido, materia fecal abundante en colon y recto, materia fecal de textura sólida, seca y dura, pelo en malas condiciones, deshidratación moderada, 3% aproximadamente, intentos fallidos de defecación con vocalizaciones (dolor). Se recomienda tomar examen de sangre y radiografía lateral de abdomen para iniciar.

Los resultados del hemograma no arrojaron datos relevantes más allá de una leve leucocitosis con predominio neutrofílico. Los demás valores dentro de rango. La radiografía muestra  gran distensión intestinal por gas acumulado y un marcado aumento del diámetro del colon descendente y recto con abundante cantidad de materia fecal retenida, así mismo se observa material radio lúcido que corresponde a alambre quirúrgico en la región del sacro.

Debido al material que se encontró en la primera radiografía se le consulta a la propietaria y ella reporta que en el año 2009, aproximadamente, la mascota sufrió un accidente automovilístico con fractura en su cadera y que fue operado pero que no recuerda qué procedimiento se le realizó. En una segunda radiografía, ésta vez en posición ventro dorsal,  se encuentra que el animal presenta una angulación hacia medial del ilion derecho, lo cual indica que los implantes de alambre no cumplieron la función esperada y permitieron el desplazamiento de dicho hueso, así mismo, se nota que hubo una fractura por debajo del acetábulo derecho que no fue tenida en cuenta, lo que permitió que al apoyar la pierna para la locomoción, ésta desplazara el isquion hacia medial, la posterior calcificación de la fractura dio como resultado una concavidad correspondiente del isquion derecho y su acercamiento al hueso contra lateral cerrando el canal pelviano progresivamente hasta, prácticamente, cerrarlo impidiendo el proceso de defecación lo que dio origen al megacolon en cuestión. 
 

TRATAMIENTO

Después de consultar a colegas y bibliografía variada se llegó a la conclusión de que la única manera de resolver el megacolon era realizando una PELVECTOMIA PLARCIAL o HEMIPELVECTOMIA del lado derecho y un tiempo después una colectomía parcial para restablecer el tránsito intestinal.

El paciente se pre medicó con xilacina, tiletamina y zolacepam, se intubó y se mantuvo con isofluorano, se procedió a realizar la cirugía, la cual consistió en hacer amputación del miembro derecho desde la cabeza femoral para continuar realizando el desprendimiento del hueso ilíaco desde la fractura antigua, acetábulo e isquion. Se tuvo mucho cuidado con la arteria ilíaca derecha y el nervio ciático que son dos de las estructuras más importantes a tener en cuenta en la anatomía del sitio de intervención. Después de la cirugía se administró en solución Hartman una mezcla para controlar el dolor de Ketamina, Lidocaína y morfina. Fotos #3 y #4.

Se tomaron las radiografías pos quirúrgicas de rigor, no hubo complicaciones y el paciente se recuperó satisfactoriamente.

La motilidad intestinal se recuperó al 100 por ciento y no hubo necesidad de realizar más cirugías.

DISCUSION

En este caso encontramos un paciente con historia clínica compatible con problema gastro entérico y las pruebas seleccionadas nos corroboraron el diagnóstico temprano, pero fue con la segunda radiografía que se pudo identificar la causa real de la patología.

Gracias a las pruebas diagnósticas elegidas se pudo identificar tanto el diagnóstico como sus causas y, así, realizar el  tratamiento indicado para otorgar calidad de vida al paciente.

Este caso nos ilustra cómo una mala escogencia de la técnica quirúrgica puede desencadenar en otras patologías que son potencialmente letales para el paciente.

CONCLUSION

Se requiere hacer una evaluación a conciencia de la técnica quirúrgica que se debe utilizar en fracturas de cadera, pues una mala técnica, o utilizar implantes que no garanticen la estabilidad de la fractura puede conllevar a futuras complicaciones que pondrían en peligro la vida del paciente o, como en éste caso, a la pérdida de uno de sus miembros sin necesidad.

BIBLIOGRAFIA

1.    FOSSUM, Theresa W. Cirugía en pequeños animales. 3ª. Ed. 494 – 496.

Dr. Ramirez

Contáctanos

Información de contacto

  • asistentevepavalle@gmail.com
  • valle@vepa.com.co
  • vepavalle@gmail.com
  • 312 657 6143

JUNTA DIRECTIVA:

  • Presidente: Dr. Jesús Dueñas
  • Vicepresidente: Dr. Carlos Zapata
  • Secretario: Dr. Mauricio Villalobos
  • Tesorera: Dra. Adriana Vasquez
  • Fiscal: Dr Rober Peña
  • Vocales: Dr. David Silva, Dra. Natalia Sanchez, Dr. Juan Carlos Cardona, Dr. Alexis Pabon, Dra. Paola Rebolledo

Dejanos un mensaje:

Al enviar este formulario aceptas el uso de tus
datos personales Habeas Data